El Consejo de Ministros aprobará un decreto que mantendrá el umbral máximo de facturación a tributar por el régimen de módulos de los autónomos en el IRPF en 250.000 euros para el año 2018, el mismo tope que en el ejercicio 2017, tras descartar el Gobierno finalmente su bajada, según informaron a Europa Press en fuentes de las organizaciones de autónomos.

 

El decreto, que se aprobará en el último Consejo de Ministros del año, ampliará la prórroga en los límites de ingresos para acceder al régimen de módulos, por lo que seguirán vigentes los aplazamientos de impuestos de forma automática para alrededor de 450.000 autónomos con menores ingresos.

 

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha valorado la decisión del Gobierno de no acometer cambios en los límites de acceso al régimen de módulos para los autónomos, que repercute en unos 450.000 autónomos con menores ingresos.

 

De esta forma, se atiende una de las peticiones que venían realizando las organizaciones de autónomos y se evita que unos 100.000 autónomos queden fuera de este sistema de declaración objetiva de forma automática, según cálculos de UPTA, que venía reclamando que el Gobierno aprobase el decreto ley para prorrogar el tope para el régimen de módulos de los autónomos al menos un año más.

 

La orden ministerial de Hacienda que regula los módulos para 2018 (sistema de declaración objetiva por la que declaran en IRPF más de 400.000 trabajadores autónomos) establece que las limitaciones para poder acceder a este sistema son las indicadas por la Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

 

Esta ley establece que de forma general pueden acceder a los módulos los autónomos que tengan ingresos inferiores a los 150.000 euros anuales o 75.000 si emiten facturas a empresas.

 

Al ser estas limitaciones muy bajas, la propia Ley a través de la disposición transitoria trigésimo segunda, establece que las magnitudes transitoriamente para 2016 y 2017 seguirán siendo de 250.000 y 125.000, respectivamente.

 

Al no haberse modificado la Ley del IRPF y tampoco estar prevista la aprobación por el momento de una nueva Ley de Presupuestos para 2018, este plazo transitorio habría terminado el 1 de enero, por lo que los autónomos que facturasen anualmente más que las cifras indicadas saldrán del sistema de módulos, si bien finalmente el Gobierno ha decidido mantener el tope de hasta 250.000 euros también en el año 2018.

 

UPTA recuerda que, aunque el límite de 150.000 o 75.000 euros de ingresos en cada caso parezca alto, se trata de rendimientos brutos, antes de descontar gastos, por los que el rendimiento neto en estos supuestos pueden ser muy reducidos.

 

Asimismo, explica que esta situación afecta especialmente al sector del transporte de mercancías, sector que emite facturas habitualmente a empresas y que tienen muchos gastos vinculados a la actividad, especialmente el coste del combustible y del mantenimiento de los vehículos.

 

El problema afecta de manera directa a actividades tan importantes como el comercio minorista, la hostelería, el taxi y, como se ha indicado el transporte de mercancías, tanto el transporte ligero como el pesado.

 

» Descarga BOE