Podemos compatibilizar el trabajo por cuenta ajena con el trabajo por cuenta propia entrando así en situación de pluriactividad. Actualmente está muy extendida la “tarifa plana” para aquellas personas que causan alta inicial en el Régimen de Autónomos (R.E.T.A.) por realizar trabajos por cuenta propia, puesto que supone soportar una cuota muy asequible durante los dieciocho primeros meses con una reducción de la cuota ordinaria del 80%, 50% y 30%  por tramos de seis meses, respectivamente.

Pero no es la única medida que permite ese desahogo en los comienzos de una nueva actividad;  así, también resulta  interesante tener en cuenta que los trabajadores que causen alta por primera vez en el R.E.T.A. y que ello dé lugar a  pluriactividad,  pueden elegir como base de cotización en ese momento:

  • Durante los primeros 18 meses: La comprendida entre el 50% de la base mínima de cotización vigente y la base máxima (en 2017: 446,70 € y 3.751,20 €).
  • Durante los siguientes 18 meses: La comprendida entre el 75% y la base máxima (en 2017: 669,90 € y 3.751,20 €).

No hay que perder de vista esta medida, puesto que puede resultar tan interesante económicamente como la conocida “tarifa plana”.