Recientemente se han publicado dos leyes la 11/2013 y la 14/2013 que por sus contenidos de carácter fiscal y mercantil a continuación se resumirán lo más interesante a nuestro criterio: Ley 11/2013 de 26 de julio de apoyo al emprendedor y de estimulo del crecimiento y de la creación de empleo.

En el ámbito del impuesto de sociedades:

Para las entidades de nueva creación y que realicen actividades económicas, constituidas a partir del 1 de Enero de 2013, tributaran en el primer periodo impositivo cuya base imponible resulte positiva y en el siguiente, a tenor de la siguiente escala:
Base imponible entre 0 y 300.000 euros……….. 15%
Resto De la Base imponible……………………. 20%

En el ámbito del IRPF

Con efectos a partir del 1 de Enero de 2013 estarán exentas la totalidad de las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único, para aquellas personas que se conviertan en trabajadores autónomos.
Con efectos a partir del 1 de Enero de 2013, se establece una reducción del 20% del rendimiento neto positivo en aquellos contribuyentes que cumplan los siguientes requisitos:

Iniciar la actividad a partir del 1 de Enero de 2013
Que la actividad sea nueva
Que el rendimiento se determine por el método de estimación Directa
Se aplicará en el primer periodo en el cual su rendimiento neto sea positivo y en el siguiente.
Se establece un límite de 100.000€ en el rendimiento neto sobre el que se aplique la reducción Ley 14/2013 de 27 de septiembre de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Novedad en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Con efectos a partir del 1 de Enero de 2014 se establece un nuevo “Régimen Especial del criterio de Caja”, que a modo de resumen :

Es un sistema OPTATIVO
Para poder aplicarlo, el volumen de operaciones durante el año inmediato anterior debe ser inferior a 2.000.000€
El momento del devengo será en el momento del COBRO total o parcial del precio; si este no se ha producido, el devengo se producirá a 31 de diciembre del año inmediatamente posterior a aquel en que se produjo la operación.
El derecho a deducir las cuotas soportadas, nace en el momento del PAGO total o parcial del precio y si este no se ha producido, el 31 de Diciembre del año inmediatamente posterior a aquel en que se produjo la operación.
Vinculación de aquellos sujetos pasivos no acogidos a este régimen especial, que reciban facturas de los que si lo están, en la determinación del nacimiento del derecho a la deducción de las cuotas soportadas de los mismos; dado que este derecho nacerá en el momento del PAGO total o parcial del precio y si esto no se hubiera producido sería el 31 de diciembre del año posterior a aquel en que se produjo la operación.

Impuesto sobre Sociedades

Deducción por inversión en Beneficios: Para los periodos iniciados a partir del 1 de Enero de 2013, se establece el derecho a deducir de la cuota integra, el 10% de los beneficios del ejercicio que se inviertan en elementos NUEVOS del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias, AFECTOS a actividades económicas.

Será el 5% cuando estas tributen al tipo reducido (20%) por mantenimiento o creación de empleo. Condiciones: Dotar reserva indisponible, permanencia en funcionamiento 5 años, incompatibilidad con la libertad de amortización, hacer mención en la memoria de las cuentas anuales.

Deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad: Para los periodos iniciados a partir del 1 de Enero de 2013, se modifica las deducciones por creación de empleo para trabajadores con discapacidad según sea el grado:

De 9.000 € por persona/año de incremento de plantilla de trabajadores “contratados” con discapacidad igual o superior al 33% e inferior al 65%.
De 12.000 € por persona/año cuando la discapacidad sea igual o superior a 65%.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Deducción En actividades económicas: Para los ejercicios iniciados a partir del 1 de Enero de 2013, al igual que en el impuesto de sociedades, se establece el derecho a deducir de los rendimientos netos de actividades económicas, el 10% de los mismos que se inviertan en elementos NUEVOS del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias, AFECTOS a actividades económicas. Será del 5%, cuando se hubiera practicado reducción del 20% por mantenimiento o creación de empleo. Se aplicará solo en estimación directa.
Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación: Se establece un NUEVO incentivo fiscal para aquellas personas que suscriban acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación (inversor de proximidad o Business Angel). Deducción de un 20%, base máxima 50.000€ anuales y certificado expedido por la entidad cuyas participaciones o acciones se hayan adquirido con indicación del cumplimiento de los requisitos marcados al efecto.

Apoyo a la iniciativa emprendedora 

Esta ley contiene una serie de medidas en múltiples ámbitos para intentar incentivar la CULTURA EMPRENDEDORA y para facilitar la apertura y el inicio de las actividades al EMPRENDEDOR.

Para ello entre otras medidas se crea:

El Emprendedor de Responsabilidad limitada; cuya característica principal sería evitar que la responsabilidad derivada de sus deudas empresariales afecte a su vivienda habitual.
La sociedad limitada de Formación sucesiva (SLFS). Se diferencia de las SL convencionales, en que esta no tiene capital mínimo y estarán sometidas a una serie de límites y obligaciones en tanto no se formalice el capital mínimo establecido para el resto.
Creación de las PAE (puntos de atención al emprendedor). Son ventanilla únicas electrónicas o presenciales para realizar todos los trámites para el inicio, ejercicio y cese de la actividad empresarial.
Acuerdo extrajudicial de pagos. Mecanismo de negociación extrajudicial de deudas de empresarios. Si el procedimiento fracasa, sirve de tránsito al concurso.